Destino Gran Canaria - Gran Canaria

Home > Destino Gran Canaria - Gran Canaria
Roque Nublo y Bentayga
Ver vídeo 1 (2 Min): Ver vídeo 1 (2 Min)
Ver vídeo 2 (7 Min): Ver vídeo 2 (7 Min)

Clima

Con temperaturas medias anuales que oscilan entre los 18 y 25 grados centígrados, Gran Canaria mantiene un clima primaveral todo el año, reconocido por la comunidad científica internacional como uno de los mejores del mundo.

El error más frecuente es pensar que si las Islas poseen un invierno tan cálido, deben padecer un verano agobiante, pero nada más lejos de la realidad: el verano en Canarias está suavizado por los vientos alisios que refrescan el Archipiélago, regalándole unos veranos suaves y agradables, en torno a los 24 grados.

Temperaturas Medias a la sombra durante el año:
Enero
Máx. 22,5
Min. 15
Media 19,5
Febrero
Máx. 23
Min. 15
Media 19,5
Marzo
Máx. 26
Min. 14,7
Media 18,6
Abril
Máx. 22,3
Min. 16,2
Media 19,6
Mayo
Máx. 24,7
Min. 17,5
Media 20,6
Junio
Máx. 25,8
Min. 18,2
Media 21,2
Julio
Máx. 25,8
Min. 20
Media 23,5
Agosto
Máx. 28,5
Min. 20,5
Media 24,2
Septiembre
Máx. 26
Min. 19,5
Media 24
Octubre
Máx. 25,7
Min. 20,2
Media 24,6
Noviembre
Máx. 23,8
Min. 18,1
Media 226
Diciembre
Máx. 22,7
Min. 15,5
Media 19

Por lo que respecta a la temperatura del agua del mar es igualmente cálida, oscilando entre los 18 grados de los meses de invierno y los 22 del resto del año. Esta circunstancia junto a las 2.700 horas de sol anuales que se contabilizan en Gran Canaria permiten sacar el máximo rendimiento al día, ya sea en la playa, practicando algún deporte, en una excursión o realizando cualquier actividad al aire libre.

Naturaleza

Gran Canaria cuenta con una enorme riqueza natural, en la que sobresalen sus numerosas playas de calidad, en su mayoría de arena rubia, algunas de las cuales son únicas en el mundo. Casi 60 de los 236 kilómetros de longitud de costa de Gran Canaria están ocupados por playas de distinta naturaleza, que van desde la impresionante Maspalomas, con sus 250 hectáreas de dunas junto al mar, a la recóndita y virgen Güigüi, pasando por la animada playa capitalina de Las Canteras. Las principales playas se encuentran en la vertiente meridional de la Isla, entre Tarajalillo y Mogán, que es donde el clima es más seco y soleado. Debido a que las montañas del interior retienen las nubes provenientes del Norte, el Sur se mantiene casi todos los días del año despejado, lo que permite tomar el sol y bañarse en el mar, tanto en verano como en invierno.

Además de playas, Gran Canaria posee otros recursos naturales que convierten a la Isla en un enclave idóneo para disfrutar del contacto con la naturaleza y de un amplio abanico de posibilidades y actividades que realizar. Desde paseos por rincones de gran belleza a la práctica de deportes de aventura, pasando por la simple contemplación de los cientos de especies endémicas y únicas en el mundo, todo es posible en Gran Canaria para aquellos que buscan satisfacer sus necesidades de contacto con la madre naturaleza.

El interior de la Isla, debido a su formación geológica, presenta un paisaje sumamente diferenciado al de la costa con ecosistemas variados.  De origen volcánico, la orografía de Gran Canaria está representada por una forma cónica, dividida por un eje conformado por los barrancos de Tirajana y Agaete, que son los principales referentes del enorme contraste de la isla entre Norte y Sur. Numerosos barrancos surcan el centro isleño en dirección descendente.  Esta característica, la complicada orografía y el macizo que transcurre de noroeste a suroeste, Los Pechos, son las premisas encargadas de dotar a la Isla de su gran diversidad climática y a la postre, los encargados de conformar la heterogeneidad de los ecosistemas que encierra.

Deporte

La oferta deportiva de Gran Canaria está estrechamente ligada a la benignidad de su clima, carente de temperaturas extremas y que permite la práctica de casi cualquier deporte al aire libre durante todo el año.

Senderismo:
Las bondades paisajísticas y bioclimáticas que le han permitido ganar el sobrenombre de "continente en miniatura", hacen de Gran Canaria un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza y, en especial, para los practicantes del senderismo. Esta es, sin duda alguna, la modalidad ideal para descubrir los tesoros de la naturaleza y la historia que se esconden en el interior de los 32 espacios naturales protegidos en que se divide la Isla a través de una densa red de senderos.
La geografía isleña se halla surcada por una intrincada red de comunicaciones pedestres, que van desde fáciles pistas forestales y caminos reales o de herradura a sendas o veredas reservadas para expertos senderistas. Las dimensiones de la Isla y su agreste relieve, dan lugar a itinerarios de corto recorrido y gran desnivel. Según su trazado, estos pueden ser "de costa a cumbre", poco inclinados y casi rectilíneos por discurrir a lo largo de barrancos y concéntricos, o transversales, más serpenteantes y empinados, que cruzan estos accidentes del terreno.
 
Golf:
El turismo de golf tiene en la Isla su escenario perfecto y es que la práctica de este deporte cuenta en Gran Canaria con una clara ventaja competitiva con respecto a otros destinos del mundo: el clima y la posibilidad de practicarlo los 365 días del año. La Isla es pionera en España en esta disciplina, al contar ya desde 1891 con el primer campo de golf del país.
En la actualidad, Gran Canaria cuenta con seis campos de golf repartidos a lo largo de su territorio, pero ubicados en un radio que no supera los 50 kilómetros, lo que ofrece la posibilidad de probar y combinar diferentes campos con cortos desplazamientos. A estos seis campos se sumarán otros cuatro nuevos, actualmente en ejecución.  Todos ellos, desarrollados por los más prestigiosos diseñadores internacionales de campos de golf, poseen unas características excepcionales. No en vano, durante todo el año se celebran torneos nacionales e internacionales.
Además, los campos de golf grancanarios presentan otra importante ventaja competitiva y es su precio, inferior a la media de otras zonas. El costo del green fee en los campos de 18 hoyos de la Isla está en torno a los 50 euros en temporada baja (de mayo a septiembre) y 70 euros el resto del año.  Unos valores que son aún más atractivos si se comparan con la calidad de las instalaciones grancanarias.
 
Mar:
Gran Canaria es un auténtico paraíso para los amantes del mar y de la práctica de actividades vinculadas a él. La temperatura del agua (entre los 18 grados de invierno y los 22 del resto del año), las infraestructuras portuarias deportivas y las óptimas condiciones de mar y viento son características favorables para navegar y practicar otros deportes náuticos durante todo el año. De hecho, este subsector es el componente de ocio más importante de la Isla.
En sus 236 kilómetros de costa se dan las mejores condiciones para la práctica de todo tipo de deportes náuticos. Vientos ideales para la vela, corrientes marinas que propician la existencia de grandes bancos de peces en la cercanía de la costa y fondos marinos de una gran belleza son las ventajas naturales que hacen que mientras en el resto de Europa se suspendan las actividades relacionadas con el mar durante el invierno, Gran Canaria sea una gran estación deportiva abierta todo el año.
 
Pesca de Altura:
La riqueza de las aguas de Gran Canaria queda patente en la gran tradición marinera de sus hombres y en la enorme afición a la pesca, tanto de bajura como de altura.  Dentro de las diferentes modalidades, las excelencias de Gran Canaria para la Pesca de Altura han quedado patentes a nivel internacional con la obtención en nuestras aguas de diversos récords homologados por la Internacional Game Fish Association (IGFA).  La gran variedad de especies capturadas en la Isla permiten que dichos records se hayan obtenido con especies tan diferentes como el Marlin Azul, el Pez Aguja, el Albacora, el Patudo, el Bonito de Atlántico, la Barracuda y el Atún Blanco, entre otros.
Las posibilidades que ofrece esta modalidad han hecho florecer en los últimos años una subindustria turística que ofrece al visitante todas las facilidades para el disfrute de este bello deporte. Los diferentes puertos deportivos de la Isla, principalmente los situados en la zona Sur, ofrecen al visitante gran variedad de barcos tripulados por marineros expertos y especialmente pertrechados para la Pesca de Altura.
Al igual que el resto de deportes náuticos, el agradable clima de la Isla juega un papel muy importante en el disfrute de la Pesca de Altura, permitiendo su práctica durante los doce meses del año, si bien la mejor época para la pesca de picudos y túnidos es la comprendida entre los meses de mayo y noviembre.  La principal zona de Pesca de Altura, tanto por el número como por la gran variedad de especies, abarca desde la Punta de Maspalomas hasta la Punta del Descojonado (La Aldea).
Submarinismo:
Las actividades subacuáticas encuentran en Gran Canaria un sinfín de posibilidades. La Isla, de origen volcánico, sorprende lo mismo por su riqueza biológica y ecológica de sus espacios marinos como por la variedad y belleza de sus paisajes submarinos.
Las zonas de interés para el buceo se encuentran repartidas a lo largo del litoral grancanario, estando algunas de ellas en lugares de la costa aún vírgenes.  Los amantes de este deporte pueden encontrar en la Isla diferentes escuelas y clubes de submarinismo que permiten a lo largo de todo el año realizar tanto cursos de aprendizaje, como participar en inmersiones organizadas sin necesidad de disponer de equipo propio.  Asimismo la Isla cuenta con dos cámaras hiperbáricas situadas estratégicamente en el norte y en el sur de la isla.

Familia

Gran Canaria es un destino pensado para la familia, donde los más pequeños disponen de una variada oferta complementaria, con centros pensados para la diversión y con un contacto con la naturaleza para su disfrute.

La Isla cuenta con numerosas playas abrigadas y seguras en el baño dotadas de infraestructura de juegos infantiles con los que se puede tener entretenido a un pequeño durante varios días.  Además, dispone de centros específicos, como parques acuáticos, temáticos y de atracciones, salas de juegos, locales de ocio en red o parques públicos con infraestructura infantil con los que satisfacer los gustos de las diferentes edades.

Fiestas

Durante todo el año, Gran Canaria es una fiesta.  El privilegiado clima de la Isla hace posible la celebración de fiestas en cualquier época, convirtiendo sus plazas, calles y playas en escenarios donde los grancanarios, y sus visitantes, dan rienda suelta a su lado más alegre y divertido.  El rico pasado histórico de la Isla se pone también de manifiesto en sus fiestas populares; algunas proceden de los tiempos aborígenes, otras tienen una raíz más universal, pero todas están tocadas por el sello propio que le pone el carácter festivo del canario, en un calendario de efemérides que marcan el ritmo más alegre de Gran Canaria.

Los carnavales son la fiesta más multitudinaria de la Isla y la que concita la atención de todos los grancanarios.  Miles de personas se preparan todo el año con un solo fin: la diversión.

En esta fiesta la imaginación no tiene límites pues cualquier personaje o hecho vale como pretexto para desarrollar un disfraz y cambiar de identidad. El Carnaval grancanario es un carnaval en la calle, en las que se congregan varios cientos de miles personas a un mismo tiempo disfrazadas con los más variados trajes y bailando sones latinos en un ambiente donde es imposible no contagiarse de la diversión y que se conocen como "mogollones".

Cultura

Gran Canaria es conocida en todo el mundo por su excelente clima, sus bonitas playas y por sus hermosos paisajes. Sin embargo, en su interior alberga algunos tesoros que aún están por descubrir al visitante, y son aquellos relacionados con sus habitantes, su cultura y su forma de vida.

Culturalmente hablando, Gran Canaria es sinónimo de mestizaje.  Una característica heredada de su condición histórica de lugar de paso de viajeros y de una sociedad de naturaleza abierta a todo lo que le viniese allende los mares. El paso de la historia ha dejado en la Isla un patrimonio de alto valor arqueológico, artístico, arquitectónico y etnográfico, testigos de la evolución cultural de esta comunidad insular.  Un patrimonio histórico, legado de la identidad isleña, que se ha enriquecido y acompañado de múltiples manifestaciones culturales y artísticas que confieren a la Isla unas singularidades difícilmente encontrables en tan reducido espacio territorial.

La mayor parte de los monumentos que se pueden ver en Gran Canaria son posteriores a la época de la conquista, aunque se han podido preservar algunos yacimientos y lugares pertenecientes a los aborígenes de la Isla (Cuevas Pintadas de Gáldar, el Cenobio de Valerón...).

Pero junto a las manifestaciones arquitectónicas y plásticas pertenecientes a los distintos momentos históricos y actuales de esta Isla y que se reparten por toda su geografía, Gran Canaria cuenta con una amplia y diversificada agenda de actos culturales que abarca todo el año. Conciertos, festivales internacionales de música y de cine, exposiciones y ciclos de conferencias con ponentes de prestigio mundial conforman, entre otros, la actualidad cultural de la Isla capaz de satisfacer al público más exigente. Entre ellos, es justo destacar el internacionalmente conocido Festival de Música de Canarias, que se celebra a comienzos de año y el único en toda Europa que se desarrolla en invierno.  Por este Festival han pasado la casi totalidad de las primeras figuras del firmamento musical y en el mismo se producen estrenos absolutos de obras.

Otro de los tesoros culturales es la gastronomía, que se ha elaborado, durante siglos, con excelentes materias primas (carnes, pescados, frutas y verduras) y con originales y sabrosas recetas.

Galería de Fotos

Fondo Europeo Gobierno de Canarias Gobierno de España Dingus Services